¿Estás pensando en vivir con tu pareja?

Sin duda, es un gran paso para la relación, pero debes ser consciente de que, como nueva etapa que es, habrá cosas que cambiarán en tu vida.

Alguna de las consideraciones a tener en cuenta:

– Mudarte con tu pareja puede ser un reto emocional, físico y financiero. Es una decisión importante que implica valorar algunos aspectos y tenerlos presentes en la convivencia.

– Para tomar la decisión es importante valorar:

    • Si hay objetivos y proyectos compatibles.
    • Si existe respeto y reciprocidad.
    • Si existe una buena comunicación y capacidad para resolver conflictos.
    • Si hay un deseo real por empezar a convivir en pareja y si se disponen de recursos necesarios (tiempo, lugar, dinero,…).

– Para ajustarte a la nueva situación es clave:

    • Conversar acerca de lo que esperan al vivir juntos y negociar las cuestiones de convivencia (limpieza, trabajo, dinero, amigos,…).
    • Seguir viendo a tus amistades y teniendo tiempo por tu cuenta.
    • Si es posible, tener un especio personal de la casa donde poder estudiar, leer o relajarte.
    • Hablar de los problemas que vayan surgiendo y llegar a acuerdos.

Existe la posibilidad de que las cosas no funcionen y con ello tengas que cambiar de decisión.

Te animo a buscar ayuda psicológica si esto te está acarreando algún problema personal. Desde Tranquillum contamos con un equipo profesional dispuesto acompañarte en tus decisiones vitales y en tus momentos de dificultad.

Nos vemos en el próximo post.

¡Hasta pronto!