¿CÓMO ES UN NARCISISTA?

La personalidad narcisista se caracteriza por un exceso de confianza y sentimientos de superioridad. Esto se da a la par que se subestima la valía y capacidades de las personas de su entorno.

Además se da una excesiva necesidad de admiración. Esto supone un enorme desgaste de energía y una profunda dependencia emocional hacia los otros, que contrasta con la apariencia arrogante y de autosuficiencia que trata de mostrar.

EN PAREJA…

En pareja, en un principio suelen general sentimientos fuertes de atracción en el otro. Eso se debe a que son enormemente cálidos, seductores y amables, lo que provoca en su pareja un enganche emocional que termina por constituir una relación basada en la dependencia.

Con el paso del tiempo, lo que era calidez se convierte en frialdad, manipulación, criticas hacia la otra persona y falta de empatía; generando en la pareja sentimientos de culpa y deterioro de su autoestima.

¿QUÉ PUEDES HACER SI TU PAREJA ES NARCISISTA?

  • El primer paso, y el más complicado, es darte cuenta de las formas de manifestarse que tiene tu pareja.

También, de ser consciente de si tu relación te genera sentimientos de necesidad, ansiedad y culpa.

  • Rompe el mito de poder cambiar a la persona. Es cierto que si notas un distanciamiento por tu parte, volverá a ser cálido y amable para retenerte.

No obstante, esta forma de proceder es pasajera, y al cabo del tiempo volverá a adaptar el estilo manipulativo y critico.

  • Puede ayudarte escribir aquellas situaciones desastrosas y momentos que te hicieron daño.

Es una buena herramienta, debido a que tu mente procurará acordarse sólo de los momentos buenos, con tal de no pasar por la ansiedad del desenganche.

  • Contacto 0: si vuelves a hablar con él es probable que no seas capaz de romper con la relación, por el caracter adictivo que tiene.

Es importante tener asertividad para mantener la distancia.

  • Reconstruir tu autoestima y confianza es esencial.

Para ello, rodéate de personas que te hagan feliz y procura recuperar tu autonomía: por ejemplo tus intereses, amigos etc.

Pedir ayuda es esencial si la situación te sobrepasa.