La hiperempatía es una característica personal consciente en tener un exceso de empatía efectivada, hasta el punto de absorber las emociones de los demás como si fueran propias.

Esta tendencia, suele generar una sobrecarga en la persona, que hace que se diluya en las necesidades ajenas y deje a un lado las necesidades particulares.

Por ejemplo: el exceso de compasión puede hacer sentir culpabilidad por el dolor que otros experimentan.

Los síntomas más destacables son:

  1. Agotamiento social: Cuando asas tiempo junto a otros, puedes sentirte agotado o incluso experimentar síntomas de ansiedad social.
  2. Falta de límites: es decir, dejar a una lado las necesidades personales por la dificultad para negarse ante una petición.
  3. Respuestas emocionales desproporcionadas: suele haber problemas para regular las emociones y sufrir cambios de humor con frecuencia.
  4. Aislamiento: el exceso de empatía, paradójicamente puede hacer que las personas inviertan poco tiempo en ayudar a los demás, porque esto les genera mucha angustia.

En el próximo post hablaremos sobre cómo gestionar el exceso de empatía.

Si te sientes identificado con estos síntomas y te gustaría empezar a hacer algo diferente para sentirte mejor, no dudes en visitar nuestra página web.

¡Te esperamos!