1. Con cinco minutos de meditación al día es suficiente.
  2. Agradece las cosas bonitas que te pasan.
  3. Haz cosas que te gusten y te motiven.
  4. Disfruta de un tiempo solo para ti.
  5. Duerme las horas suficientes y date momentos de respiro.
  6. Come poniendo la atención en los sabores, olores y texturas.

 

Poco a poco…se llega lejos.