Vivimos en una sociedad culturalmente avanzada que, sin embargo, nos ha enredado en ritmos elevados y frustraciones varias.

Partiendo de aquí, el autocuidado se convierte en una herramienta imprescindible para garantizar nuestra salud física, psicológica  y emocional.

El autocuidado se define como el conjunto de acciones que emprende una persona en beneficio de si mismo, su salud y bienestar. Para ello, debemos seguir un plan de autocuidado con el que materialicemos nuestras acciones a llevar a cabo.

Plan de autocuidado:

  • Tomar conciencia sobre cuáles son los estilos de vida saludables.
  • Describir nuestros hábitos de vida actuales y aquellos hábitos que queremos incorporar.
  • Establecer una rutina diaria.
  • Solicitar la ayuda necesaria, tanto en nuestro entorno personal como en lo profesional.

Recuerda que, al principio, la motivación interna es algo débil, por lo que es útil que te enfoques en metas pequeñas ,cuyas recompensas sean próximas y accesibles.

A lo largo del tiempo tus acciones irán cada vez más guiadas por la satisfacción y el disfrute de CUIDARTE.

Si quieres aprender a CUIDARTE, no dudes en visitarnos en Tranquillum.es