Tener un “buen cuerpo” es significativo de cumplir con unos estándares de belleza, sin embargo, no debemos quedarnos con este constructo social sino que un “buen cuerpo” debe ser algo más. Debe ser aquello que nos permita realizar una simbiosis con nuestra mente, porque:

  • Tener un “buen cuerpo” es simplemente tener un cuerpo.
  • Significa tener un cuerpo que te permita VIVIR.
  • Un cuerpo que te sostenga cuando estás cansado/a.
  • Un cuerpo que te desplace cuando tengas prisa.
  • Un cuerpo que te haga sentir el gusto sabroso de una comida de casa.
  • Que te haga escuchar la risa de una amiga o el sonido del mar.
  • Tener un buen cuerpo es albergar todo lo que sientes y todo lo que eres.

Tú cuerpo es tu hogar y gracias a él tienes la oportunidad de vivir las cosas maravillosas de este mundo.

Procura cuidarlo y protegerlo como él hace contigo.